Saltar al contenido

Que es y que hacer ante un despido objetivo

despido objetivo
Compartir en:

¿Conoces cuales son los tipos de despido a los que un trabajador se puede exponer?. En este artículo vamos a hablar de uno de ellos, del despido objetivo.

El despido objetivo puede ser realizado por la empresa si cumple con una serie de requisitos y paga al trabajador una indemnización de 20 días de salario.

Este tipo de despido se encuentra regulado por el Estatuto de los Trabajadores en los artículos 52 y 53.

El despido objetivo es una decisión unilateral del empleado de finalizar la relación laboral, fundamentada en algunas causas legales.

El despido debe justificarse y le da derecho al trabajador a acceder al paro y a una indemnización.

¿Cuáles son las causas del despido objetivo?

Las causas del despido objetivo facultan al empleado para finalizar la relación laboral, las cuales se encuentran estipuladas en el Estatuto de los Trabajadores en el artículo 52.

Estas causas son las siguientes:

Falta de adaptación del trabajador

Las empresas se encuentran en constante renovación y el Estatuto de los Trabajadores no obliga a los empleadores a mantener en su empresa a trabajadores que no se adapten a los cambios técnicos. Pero sí están obligadas a capacitar al trabajador y abonarle el salario que le corresponde por el tiempo que duro el proceso.

El despido objetivo procede cuando han pasado dos meses de la formación y el trabajador continúa sin adaptarse a los nuevos cambios en el trabajo.

Ineptitud del trabajador

La ineptitud del trabajador puede ser sobrevenida o conocida, lo que significa que el empresario no tiene que mantener a un trabajador que no tiene la capacidad para cumplir con su trabajo.

Causas productivas

Las causas productivas son cuando se originan cambios en la empresa para colocar sus productos o servicios en el mercado.

Causas organizativas

Las causas organizativas son cuando se producen cambios en la metodología y los sistemas de trabajo del personal o en la forma de organizar la producción.

Causas económicas

Las causas económicas es cuando la empresa tiene una disminución de su nivel de ingresos por las ventas o en sus ingresos ordinarios.

Para esto la disminución de las ventas o de los ingresos de cada trimestre debe ser menor a la registrada en el mismo trimestre del año anterior.

Causas técnicas

Las causas técnicas son cuando se produce un cambio en los instrumentos de producción y los trabajadores no se adaptan al mismo.

¿Cual es el procedimiento para un despido objetivo?

El despido objetivo para que sea procedente, el empleado debe cumplir con un procedimiento y una serie de requisitos establecido en la Ley.

Estos son los siguientes:

  • Lo primero es cumplir con las causas que establece la ley para el despido objetivo.
  • Lo siguiente es comunicar por escrito al trabajador la causa de despido.

El documento que use para el despido será utilizado por el trabajador para la impugnación.

El empleador debe entregar al trabajador la correspondiente indemnización por despido. Cuando las causas del despido sean económicas, el trabajador se le otorgará un derecho de cobro.

El empresario tiene la obligación de conceder un preaviso de 15 días y durante ese tiempo el trabajador tendrá seis horas de permiso semanal y remunerado para buscar otro empleo.

¿Qué puede hacer el trabajador ante un despido objetivo?

El trabajador que sea objeto de un despido objetivo tiene todo el derecho de impugnar la decisión de terminar con la relación laboral, así se cumpla con los requisitos establecidos en la ley.

La reclamación se resolverá en los tribunales ante un juez que calificará el despido, de la siguiente manera:

Despido procedente

El despido es procedente cuando el Juez acepta las causas de la finalización de la relación de trabajo.

Despido improcedente

El despido será calificado como despido improcedente cuando el empresario no haya cumplido con algunos de los requisitos que establece la ley.

El empresario en esta situación, tiene la opción de admitir nuevamente al trabajador o abonar una indemnización mayor.

Despido nulo

El despido es calificado como nulo cuando quebranta las libertades y los principales derechos o tiene motivos discriminatorios. También cuando está relacionado con la maternidad, el embarazo, la paternidad, la lactancia y el embarazo.

Cuando el despido es nulo el empresario tiene la obligación de admitir nuevamente al trabajador y abonar los salarios que no se le cancelaron durante el proceso de reclamación.

¿Cuál es la indemnización por un despido objetivo?

Cuando el despido es calificado como objetivo le proporciona al trabajador derecho a una indemnización. La cantidad de la misma depende si se trata de un despido improcedente o procedente.

La indemnización a la que tiene derecho es a 20 días de salario por cada año trabajado, hasta un máximo de 12 mensualidades.