Saltar al contenido

¿Se puede acceder al paro tras un despido?

¿Se puede acceder al paro tras un despido?
Compartir en:

Las personas pueden acceder al paro tras un despido sin importar cuál sea la causa ni el tipo de despido. El paro es un beneficio al que tienen derecho los trabajadores que pierden su empleo de forma involuntaria.

La ley establece que todos los trabajadores que son despedidos pueden acceder al paro, previo cumplimiento de los requisitos que exige la ley.

Para disfrutar del paro el trabajador debe acudir a la sede del Servicio Público de Empleo (SEPE) con el certificado de empresa y la carta de despido.

¿Qué es la prestación de desempleo o paro?

La prestación por desempleo es una ayuda para el trabajador que ha perdido su empleo de forma involuntaria y que tiene como propósito cubrir la pérdida de ingresos. Los trabajadores que no pueden acceder al paro son los que han perdido su empleo de manera voluntaria.

El cálculo del paro o de la prestación por desempleo se hace tomando las últimas cotizaciones del trabajador. El trabajador cuando es despedido está legalmente desempleado, lo que le permite acceder al paro y conseguir la prestación que le ayude a cubrir los ingresos que ha dejado de obtener.

La solicitud para la prestación de desempleo debe hacerla un trabajador que se encuentre en situación legal de desempleo. Esta situación se origina cuando finaliza la relación laboral o queda suspendida por razones ajenas a la voluntad del trabajador.

El trabajador independientemente del tipo de despido que le apliquen puede solicitar la prestación por desempleo, lo único es que debe cumplir con los requisitos que impone la ley.

Requisitos para acceder al paro tras un despido

Los requisitos para acceder al paro tras un despido son los siguientes:

El trabajador debe estar en alta o afiliado en la Seguridad Social, debe permanecer en un régimen que incluya la prestación por desempleo. Las personas que trabajan por cuenta propia no pueden solicitar la prestación por desempleo.

La solicitud de paro debe hacerla el trabajador que se encuentre en una situación legal de desempleo, que esté buscando activamente empleo y además que esté dispuesto a aceptar un empleo adecuado. Esto debe ser consignado en un compromiso de actividades.

El trabajador debe mantener la inscripción como solicitante de empleo por el tiempo que reciba la prestación. También debe tener como mínimo una cotización de 360 días en los últimos 6 años.

El solicitante de la prestación por desempleo debe ser menor de la edad legal ordinaria para la jubilación. No puede realizar actividades por cuenta propia, tampoco puede prestar servicios a tiempo completo por cuenta ajena.

El trabajador no puede cobrar pensiones de la Seguridad Social como es una incapacidad permanente absoluta.

Procedimiento para acceder al paro tras un despido

El procedimiento para acceder al paro tras un despido es el siguiente:

El trabajador lo primero que debe hacer es solicitar una cita en el Servicio Público de Empleo (SEPE). Esto lo puede hacer por internet o por teléfono, para ello tiene un plazo de 15 días contados a partir del día que finaliza la relación laboral.

Cuando ha vencido el plazo también puede solicitar la cita, pero perderá un tiempo de la prestación por desempleo. También debe presentar una serie de documentos, que son los siguientes:

El Documento Nacional de Identificación del solicitante y de los hijos que tenga a su cargo, el libro de familia, la carta de despido, la solicitud de la prestación impresa, está la puede descargar por internet o solicitarla en la oficina de empleo.

Debe presentar el certificado de empresa, este es un documento que emite la empresa que certifica el despido y la situación de desempleo. Por lo general, este documento es enviado por las empresas mediante una aplicación informática.

Cuando el documento no es enviado el trabajador debe presentarlo con la firma y el sello de la empresa. En el caso de que la empresa lo haya enviado, el trabajador puede solicitar una copia en el Servicio Público de Empleo.

El trabajador debe entregar impresa la “Declaración de carencia de documentación en la solicitud de prestaciones” cuando la empresa se niega a entregar el “Certificado de Empresa”.

El certificado de empresa es un documento necesario porque señala las bases de cotización para calcular la cantidad que corresponde para la prestación por desempleo.

El último documento que debe presentar es la sentencia judicial o el Acta de conciliación, en caso de que el trabajador haya presentado una demanda contra el despido.